Stage 6 Stage 6 mobile

Dificultades para dormir

¿Por qué damos vueltas y vueltas por la noche?

Una noche de sueño sano y de buena calidad es esencial para nuestro bienestar y salud. Descansamos durante la noche, tanto física como mentalmente, y nos recargamos para el día que tenemos por delante. El nerviosismo, el estrés y la ansiedad que experimentamos durante el día pueden llevar a dificultades para encontrar el sueño reparador que ansiamos durante la noche. Para empeorar las cosas, el hecho de estar acostados, preocupándonos por no lograr dormirnos y no dormir lo suficiente, es causa de estrés adicional.

Los problemas de sueño, también llamados "insomnio", son algo común. La mayoría de las personas tendrá problemas de sueño en algún momento de su vida adulta. Las dificultades para dormir pueden ser causadas por el nerviosismo, la tensión y la ansiedad del día, y con frecuencia causan más tensión al día siguiente.

Neurexan® puede ayudarte a mejorar tu calidad de sueño. Acá puedes revisar algunos consejos para ayudarte a disfrutar de más y mejor calidad de sueño.

Círculo del estrés

El nerviosismo, la tensión, la ansiedad causada por situaciones difíciles pueden acumularse a lo largo del día.

Después de un día estresante y tenso, el nerviosismo y la tensión en nuestro sistema y en nuestra mente pueden ocasionar dificultades para conciliar el sueño, así como problemas para tener un sueño reparador y sano durante toda la noche.

Sin una buena noche de sueño, el día siguiente se transforma en un camino cuesta arriba, lo que conlleva a más tensión y estrés.

Causas de las dificultades para dormir

Muchos factores pueden mantenerte despierto por la noche, ya sea físicos o emocionales. Ambos aspectos están interconectados, por lo que se pueden presentar una o más causas combinadas que afectan la calidad de tu sueño.

woman exhaustion

Estos son algunos factores físicos frecuentes que afectan la calidad del sueño.

  • Dolor Sentir dolor afecta negativamente nuestra calidad de sueño. El dolor en sí puede evitar que nos quedemos dormidos o despertarnos durante la noche.
  • Medicamentos: algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios que interfieren con el sueño. Incluso algunos medicamentos para dormir causan un efecto de resaca, lo que te deja cansado al día siguiente.
  • Enfermedades cardiovasculares: varias enfermedades cardiovasculares impactan en el sueño. La presión arterial alta, por ejemplo, puede provocar palpitaciones del corazón que pueden afectar la calidad del sueño.
  • Las infecciones del tracto respiratorio, como la rinitis, causan dificultades respiratorias, que nos impiden conciliar el sueño o nos pueden despertar durante la noche.

Se recomienda consultar con tu médico para encontrar una solución, que podría incluir Neurexan.

Otros factores pueden ser:

  • Estrés, ansiedad y tensión: quedarse dormido es difícil cuando la mente está ocupada con preocupaciones y la ansiedad nos afecta.
  • Jetlag: los viajes de larga distancia con los cambios de zonas horarias afectan nuestros patrones de sueño, ya que nuestro cuerpo está controlado por el ciclo circadiano día- noche cuando se trata de dormir.
  • Duelo, estado de ánimo bajo, depresión: la pérdida de un familiar o amigo, las preocupaciones financieras, las dificultades en las relaciones interpersonales y los períodos estresantes en el trabajo pueden afectar la calidad del sueño.
  • Cambios en los patrones de sueño: los patrones cambiantes pueden ser un problema para las personas que trabajan en turnos.
  • Falta de sueño: si entramos en una lucha por lograr dormir, nos podemos poner ansiosos acerca de nuestra capacidad para concentrarnos y cumplir nuestras tareas diarias al día siguiente.
Más
Cerrar

Cómo conseguir dormir mejor por la noche

Una noche de sueño reparador y de buena calidad es esencial para nuestro bienestar y salud. Descansamos durante la noche, física y mentalmente, y nos recargamos para el día que tenemos por delante. Pero, ¿qué significa realmente "dormir bien"?

"Dormir bien" no significa necesariamente "dormir mucho". La duración del sueño que requiere el cuerpo varía entre las personas y también depende de la edad: las personas tienden a dormir menos horas a medida que avanza la edad.

Un adulto sano duerme entre 6 y 9 horas por noche. Durante ese tiempo, la mente se mueve entre dos fases de sueño.

El sueño en general está dividido en dos fases o ciclos: sueño REM (REM = Rapid Eye Movement o Movimiento Rápido de los Ojos) y sueño No REM. El sueño REM ocupa una mayor proporción de las últimas horas de sueño a medida que avanza la noche. El sueño no REM, en cambio, incluye un sueño ligero o "somnoliento" y a continuación un sueño profundo y una fase de despertar.

Dormir bien significa que el cuerpo pasa suficiente tiempo en sueño REM, así como NO REM, con un adecuado equilibrio entre ambos.

El primer paso para encontrar una solución para las dificultades del sueño es identificar la causa. Una vez que hayas reducido o eliminado las causas externas o físicas de las dificultades para dormir, puedes comenzar a abordar elementos de la calidad del sueño, como buenos hábitos de sueño y una rutina para la hora de acostarse.

Dormir bien por la noche también depende del estado emocional: si estás molesto por algo, si tienes problemas en tu mente, estas emociones te dificultan conciliar el sueño. Acá puedes revisar algunos consejos para ayudarte a disfrutar de más y mejor calidad de sueño.

Neurexan® puede ser un valioso apoyo para ayudar al cuerpo a calmarse y relajarse, y para que la mente descanse, haciendo que sea más fácil conciliar el sueño.

Tipos de medicamentos para dormir

Existen medicamentos para ayudar a dormir que contienen ingredientes naturales y otros con componentes químicos. Algunos de los ingredientes naturales conocidos por su efecto en el sueño son valeriana, lúpulo, Hierba de San Juan y Passiflora, uno de los ingredientes de Neurexan®. La Hierba de San Juan es una planta que tiene propiedades calmantes y que mejora el estado de ánimo, pero se sospecha que interfiere con los medicamentos anticonceptivos, por lo que debe asegurarse de consultar con tu farmacéutico y ginecólogo si considera su uso.

Revisa acá más consejos y trucos para mejorar tu calidad de sueño:

Más
Cerrar

Modo de empleo Neurexan®

Packshot 2

En general, dejar disolver bajo la lengua 1 comprimido 1 a 3 veces al día. En estados agudos, administrar 1 comprimido cada ½ o 1 hora, máximo 12 veces al día, para luego continuar con 1 comprimido 1 a 3 veces al día.

Más